Ultimas noticias

EL AGUAYO ES PATRIMONIO PACEÑO


En el mundo andino el tejido ha sido y es más que una vestimenta, es un sistema de comunicación y constituye una de las expresiones más estéticas y desarrolladas.

Parte viva del patrimonio textil de la ciudad de La Paz es el aguayo, pues es quizá la única prenda que fortalece la identidad mestiza femenina originada durante el siglo XVIII, aunque con fuerte influencia de la riqueza cultural prehispánica.

En el mundo andino el tejido ha sido y es más que una vestimenta, es un sistema de comunicación y constituye una de las expresiones más estéticas y desarrolladas. Durante miles de años los diferentes grupos étnicos trabajaron sobre las materias primas, los colores y las formas, creando variados estilos plásticos, que llegaron a generar verdaderos lenguajes a través de los cuales los pueblos dibujaron sus identidades y edificaron sus diferencias.

VESTIMENTA DE LA CHOLA

Las mujeres mestizas de la ciudad de La Paz denominadas cholas son las que generalmente utilizan esta prenda, aunque otros sujetos también lo hacen y no solo para cargar niños sino también como parte de ritos (rutucha, conteo de regalos), prácticas medicinales (manteo), entre otras.

El aguayo industrial es usado actualmente en las ciudades de La Paz y El Alto, aunque también es posible encontrar la utilización del aguayo artesanal tejido en telar.

LA UTILIDAD

Luz Castillo Vacano, experta etnógrafa, dijo a EL DIARIO que “hoy se emplea el aguayo en el transporte personal individual de productos de toda especie, desde agrícolas hasta mercadería para la venta, según el peso que sea capaz de cargarse en la espalda”.

“El objeto o producto es colocado en el aguayo extendido en una superficie plana y luego se colocan dos puntas opuestas sobre el objeto o bien se las amarra, para luego, sujetando las otras dos puntas opuestas y con ambas manos, llevar la carga a la espalda, finalmente, se amarran las dos puntas en el pecho” acotó.

Explicó que la espalda es la parte del cuerpo que más peso puede sostener y así ubicado el aguayo es posible tener las manos libres. “Estos productos y mercaderías son llevados a las ferias y a los mercados donde son vendidos, muchas veces, sobre el mismo aguayo tendido en el suelo, o en una mesa baja”.

LA CARGA DE LA WAWA

Más adelante aseveró que las wawas (bebés de pecho) son llevadas en la espalda no solamente por la comodidad, sino por que detrás de esta acción tan cotidiana se encierra una concepción del tiempo circular. “En el mundo aymara el tiempo no es lineal, es decir, pasado, presente y futuro, donde el pasado está atrás y el futuro está adelante, sino que el tiempo es un círculo en el cual las personas caminan mirando el pasado porque es lo que conocen, lo pueden ver, y de espaldas al futuro, porque no lo conocen, no lo pueden ver. Entonces por eso la wawa, que representa el futuro, es llevada a la espalda”, explicó.

COMPARTIR

 
Volver Arriba
Copyright © 2014 Cholita Paceña. Designed by OddThemes