Ultimas noticias

La llamada “mentalidad chola”


Los escritos de cada época nos ofrecen una amplia gama de descripciones acerca de la vida cotidiana y creencias de orientación. Pero también nos presentan una evidencia social que lleva adjunta sus miedos y sus prejuicios. Uno de los autores de principios de siglo XX es Daniel Pérez Velasco que nos refleja la preocupación de su época.

Las 140 páginas de La mentalidad chola en Bolivia (1928), es un material muy vasto para analizarlo en pocas líneas. El libro trató probablemente de generar un debate interno sobre la tesis principal, empezando por el título provocador que acuñó el autor. Pérez Velasco menciona que existen tanto lo autóctono como los descendientes de los conquistadores. De la mezcla de ambas etnias surge la mestiza o chola. Asevera que el cholo es cruce del aventurero español y del indígena alto-peruano que forma el alma nacional y es el nervio motriz que ha dirigido la vida de la República y la democracia. Empero, el autor anota: “Como no pudimos heredar las virtudes de esas dos grandes razas, nuestra vida de pueblo ha debido tomar sus defectos y vicios, sin aprovechar sus cualidades y sus grandezas”. Pérez Velasco calificó al cholo como el “elemento básico de nuestra democracia”, pero simultáneamente como el “hombre desconfiado, suspicaz, perezoso, mentiroso, irresoluto, doblegadizo e insolente”, “hábil para urdir la tramoya indecorosa”, “el cholo es el tipo común que hoy llena las calles de casi todas las ciudades de la república”, es de “tipo de color cobrizo, como su antecesor el indio, de cabellos cerdosos, mirar extraviado y de estatura baja”, “el cholo no se arraiga jamás al sentimiento patriótico”, “el cholo, antes que ser boliviano, ha sido paceño, cochabambino o sucrense”, “el cholo como gobernante ha sido personificado por su despotismo y del absurdo”, “cobarde, lujuriento y flojo” y: “amigo de la comodidad y de la pulcritud personal”. Este catálogo negativo que hace Pérez Velasco sobre el cholo también es descrito con anterioridad por Alcides Arguedas en Pueblo enfermo (1909) que describe al mestizo como: “Orgulloso, vanidoso, individualista, con inclinación a la mentira, al engaño, a la hipocresía y su deslealtad”. Arguedas resume al cholo con el adagio: “Piensa mal y acertarás”.

Uno de los investigadores que se preocupó por rescatar del olvido historiográfico a Daniel Pérez Velasco fue H.C.F. Mansilla en su estudio El carácter conservador de la nación boliviana (2010), que anota: “Pérez Velasco acarició ideas racistas con respecto a los sectores cholos y no estaba exento de inclinaciones autoritarias, pero representa al mismo tiempo al tipo de intelectual moralizante, hondamente preocupado por el destino del país”. Salvador Romero Pittari menciona que La mentalidad chola en Bolivia produjo una “conmoción en el gallinero”. Desde que se anunció su salida, cundieron las intrigas y la desconfianza. La policía secreta de la época conminó a los libreros a no venderlo y suspendió la distribución, en despecho de las protestas de los estudiantes y de la prensa.

Daniel Pérez Velasco nos muestra una constatación social de su época y ve como algo negativo al mestizo o cholo y esto parece haber variado con el tiempo. A principios del siglo XXI el ser mestizo es visto como algo positivo, por ejemplo: Carlos F. Toranzo se autoidentifica así mismo como “cholanzo”. El mestizo no está reconocido como categoría de identificación étnica en la Constitución del Estado Plurinacional. El censo 2012 (si se realiza e incorpora la categoría mestizo) puede reflejarnos esta certidumbre social.

Daniel Pérez Velasco merece un estudio desapasionado y cabe rescatar lo positivo y separar lo negativo como en toda obra humana. Como señaló Alcides Arguedas: “Todo escritor que no haga pensar, no sugiera o no despierte emociones es un obrero de circunstancias”. Y quien quiere generar debate y conmover a la generación joven merece una honda simpatía. Por ello, intento rescatar a Pérez Velasco para la memoria intelectual de la nación. Freddy Zárate

COMPARTIR

 
Volver Arriba
Copyright © 2014 Cholita Paceña. Designed by OddThemes